Servindi:

Tanta benevolencia con los extranjeros a originado a que en nuestro país proliferen inversionistas de diversas nacionalidades. Puesto, que se dice que “el capital no tiene fronteras”, pero tampoco tiene conciencia; por ello, es que muchos inversionistas llegan con la idea de sólo acumular y acumular capital y explotar a los peruanos, basados en el criterio del “cholo barato” que no es capaz de exigir ningún beneficio social, estabilidad laboral ni mucho menos respeto a sus recurso naturales.