Coordinadora Estudiantil (CEDDH – Perú):

…no quiero expresar que exista por mi parte una posición contraria a la inversión privada ni señalar que la inversión minera sea en sí misma mala para un pueblo. La inversión privada es buena cuando dicha inversión se hace en bien de la población,(….) Se dice mucho que la empresa minera trae consigo desarrollo a los pueblos, y que por ello habría que agradecerles que se hayan dignado en invertir en nuestras tierras. (…) Pero no es así. Quizá sea fácil opinar en favor de empresas como Yanacocha cuando no se conocen hechos como el de Choropampa, cuando no se ha visitado el pueblo “fantasma” de Hualgayoc, (…) la ruta hacia La Zanja en Santa Cruz, (….)Chugur, (…) una comunidad como El Tingo (….) Allí hubo minas y hoy tan sólo existe olvido y miseria. (…) Y si se analizan las cifras de pobreza y educación, quién podría ser tan falso de decir que hoy Cajamarca tiene menos pobres, quién podría decir que hoy Cajamarca tiene más educación. (…) Los problemas sociales y de conflictos (…) son (…) consecuencia de sus propias decisiones, de su negativa a dialogar francamente. Las empresas siempre han menospreciado al campesino, los tratan de ignorantes, sucios, borrachos, locos. (….)  Los últimos acontecimientos ocurridos en Cajamarca, (….) han originado que una serie de autoridades, medios de “infortmación” y representantes de las empresas mineras, en el mejor de los casos mal informados y en el peor de los casos tendenciosamente, acusen directa o indirecta mente a ONGs ambientalistas por financiar y/o apoyar acciones activistas en contra de la minería en el Perú. Esto no es lo que yo veo desde dentro. Este grupo no se opone a la inversión de la minería responsable en el Perú y por el contrario lo considera un potencial muy importante para el crecimiento económico del país (…)
En el caso de Cajamarca, si leen los periódicos internacionales, Newmont, dueña del proyecto Yanacocha (…) tiene en este momento acusaciones en los cinco continentes, y una muy seria en Indonesia en donde el gobierno ha decretado el cierre de la mina. La teoría de la conspiración no puede dar para tanto.

Dimitri N. Senmache Artola